Moda colombiana y el realismo mágico

“La primera condición del realismo mágico, como su nombre lo indica, es que sea un hecho rigurosamente cierto que, sin embargo, parece fantástico”.

– Gabriel Garcia Márquez

 Las paredes de Agua de Leon se adornan con estantes de bronce para cada marca. En la foto se exhiben los productos de  Lobo Rosa ,  Liza Echeverry , y otros diseñadores notables.

Las paredes de Agua de Leon se adornan con estantes de bronce para cada marca. En la foto se exhiben los productos de Lobo Rosa, Liza Echeverry, y otros diseñadores notables.

¿Un bar donde se puede tomar un coctel delicioso mientras se compra ropa de marcas locales? En un mundo donde los leones tienen melena de flores, los micos piel de jaguar, las mariposas piel de cebra y las guacamayas melena de león, cualquier cosa es posible. Esta es la apuesta de Alberto Sandoval, dueño de la tienda de ropa multimarca Agua de León, y de su directora, Rebecca Londoño, quienes materializaron esta visión en un concurrido rincón de la emblemática plaza de Santo Domingo, en Cartagena.

Un tur rápido por la tienda da la idea de haber entrado a una galería local de ropa trendy, pero al llegar al fondo y encontrarnos con el bar La Hechicera (uno de los productores de ron más importantes y premiados del país), estamos seguros de que hemos llegado a algo mucho más especial. Con un DJ que ambienta el lugar, un barman que prepara deliciosos cocteles, luces cálidas y una cálida decoración, la tentación de quedarse es irresistible.

 Una perspectiva de los estantes de joyas.

Una perspectiva de los estantes de joyas.

 En el reflejo, prendas  resort  de la barranquillera  Daniella Batlle .

En el reflejo, prendas resort de la barranquillera Daniella Batlle.

Tras este ambiente lujoso pero sencillo está Colette Studio, de Bogotá, cuyos dueños, junto con  el arquitecto restaurador de la ciudad, Javier Acevedo, lograron materializar las ideas ambiciosas de Alberto y Rebecca. Con techos altos apoyados por arcos de calicanto, pared picada antigua, carpintería de madera de nogal, sobremesas en mármol de Calacatta y espejos ovalados enmarcados en bronce, el diseño respeta la arquitectura antigua y evoca movimientos modernos de diseño como el art déco y el minimalismo.

 La tienda desde la parte de atrás, foto de Sebastian Franco.

La tienda desde la parte de atrás, foto de Sebastian Franco.

Expertos en diseño gráfico y en publicidad, las mentes brillantes de Creamos Agencia de Medellín, se encargaron de dar vida a la marca visual de la tienda, con una paleta de verdes y rosados vivos que transmiten un paisaje digno de una novela de Gabriel García Márquez. Un vistazo al Instagram de la tienda nos transporta a una divertida galería de texturas e imágenes que captan los sabores de la Costa y el punto de vista particular de la marca. Esto es gracias al talentoso artista plástico Santiago Marzola, uno de los principales actores detrás de las imágenes del popular blog Fashionlessons.

 Importados de Holanda, los distintivos maniquíes son característicos de la tienda.

Importados de Holanda, los distintivos maniquíes son característicos de la tienda.

 El bar es construido en madera de nogal con toques de bronce y una sobremesa de mármol, foto de Santiago Marzola.

El bar es construido en madera de nogal con toques de bronce y una sobremesa de mármol, foto de Santiago Marzola.

La gama de diseñadores de la tienda, desde Renata Lozano hasta Mercedes Salazar, desde Ballen Pellettiere hasta Eugenia Fernandez, ofrece una propuesta única de ropa resort, con un lugar designado para cada diseñador. En palabras de Londoño, “Si cada diseñador tiene su espacio limpio y diferenciado, se podrá interpretar su historia o su visión de la realidad sólo con una buena lectura del espacio.”

 Los arcos en calicanto son un elemento clave del espacio, foto de Santiago Marzola.

Los arcos en calicanto son un elemento clave del espacio, foto de Santiago Marzola.

 Los estantes de bronce, enmarcados por un arco de calicanto, foto de Santiago Marzola.

Los estantes de bronce, enmarcados por un arco de calicanto, foto de Santiago Marzola.

La propuesta de Agua de León es que nos preguntemos qué pasaría si miráramos el mundo con ojos diferentes. Esta reinterpretación del realismo mágico de García  Márquez permitió que la marca tomara su forma. El peculiar nombre viene de una combinación de dos símbolos contrarios: el agua, fluida y suave, y el león, símbolo de fuerza, tierra, fuego. Es un acoplamiento que valida el siguiente discurso: las cosas pueden tener otra realidad y quizás esa realidad sea más linda que aquella que estamos acostumbrados a ver. instagram.com/aguadeleon